El final del caso Noos, la realeza ya no es lo que era

5 (100%) 4 votes

Parece mentira, pero el próximo 17 de febrero hará un año que conocimos la sentencia del Caso Nóos. Sin duda, una trama que, debido a la implicación de miembros de la Casa Real como la infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarín, gozó de una especial atención mediática.

Aprovechando tal efeméride, en este artículo queremos hacer un repaso por su transcurso y su sentencia, así como por el momento en el que se encuentra en la actualidad.

Los orígenes

Para encontrar los orígenes del Caso Nóos hay que remontarse al 16 de febrero del año 2006. Ese día, el grupo parlamentario del PSOE solicita al Govern de las Islas Baleares, presidido por el PP, que aclare el destino de 1,2 millones de euros que fueron pagados al Instituto Nóos con el propósito de organizar un encuentro sobre deporte y turismo a nivel internacional ya que se consideró que era un derroche.

Desde ese momento, hubo que esperar hasta el 20 de julio de 2010 para volver a saber del caso. Y es que, en esa fecha, el mediático y ya jubilado juez José Castro abre, dentro del caso de corrupción denominado Palma Arena, una pieza separada relativa al Instituto Nóos. Casi un año después, el 11 de julio de 2011, Diego Torres, ex socio de Iñaki Urdangarín, es llamado a declarar en calidad de imputado.

A partir de ese momento y tras el testimonio de Diego Torres, el caso alcanza una relevancia mediática muy elevada. Tanta que, el 12 de diciembre de 2011, justo después de las fiestas de la Constitución, Urdangarín es apartado de sus actividades oficiales y, en plena Navidad, imputado por su participación en las actividades irregulares del Instituto Nóos.

2012 es un año especialmente extraño para el caso. Urdangarín declara y exculpa a la infanta Cristina, a su vez que la Audiencia Nacional y el Fiscal Anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, rechazan la imputación de la hija del Rey Juan Carlos I. Habría que esperar hasta el 3 de abril de 2013 para que esto se produjese. Sucedió porque el juez interpretó que la infanta pudo consentir que su marido utilizase su parentesco con el Rey para obtener beneficios.

Sin embargo, esto tampoco supone su imputación definitiva ya que tanto la Audiencia de Palma como la Abogacía del Estado interpretan que la infanta Cristina de Borbón no ha cometido fraude fiscal y anulan el auto de citación. Habría que esperar al 7 de enero de 2014 para que se produjese la imputación final por parte del juez Castro y al 8 de febrero para que declarase ante él.

El proceso iba bastante lento y hubo que esperar al 22 de diciembre de ese año para que se produjese la apertura del juicio oral en el cual estaban imputadas 17 personas, entre ellas Diego Torres, Iñaki Urdangarín y su esposa, Cristina de Borbón. Este no daría comienzo hasta el 11 de enero de 2016.

El juicio del Caso Nóos

El 11 de enero de 2016 a las 9.21 horas de la mañana arranca el juicio del caso Nóos. El día 29 de ese mes, al legitimar la acusación popular impulsada por Manos Limpias, la Audiencia de Palma estima que la infanta Cristina debe seguir imputada. Ella declararía el 3 de marzo negando cualquier intervención y conocimiento en las actividades del Instituto Nóos, aunque anteriormente, el día 26 de febrero, ya lo había hecho su marido. Tres días pasó dando testimonio al tribunal.

Casi 6 años después del inicio del proceso judicial y a 20 días de cumplir 10 años del requerimiento realizado por el PSOE al ‘Govern’ de las Islas Baleares, el 22 de junio de 2016, el juicio queda visto para sentencia.

La sentencia del Caso Nóos

Casi ocho meses después, el 17 de febrero de 2017, la sección primera de la Audiencia de Palma dicta, por fin, la sentencia que daba por terminado el juicio del Caso Nóos, la cual contaba con casi 1000 hojas.

Lo primero que se desprendió de ella fue la absolución de la infanta Cristina de los delitos fiscales que se le imputaban y la condena a Iñaki Urdangarín de 6 años y 3 meses de cárcel por malversación, fraude fiscal, tráfico de influencias, prevaricación y dos delitos contra la Hacienda Pública. Eso sí, la hija del Rey Juan Carlos I debía pagar una multa de 265.088 euros.

Diego Torres, su socio, fue condenado a 8 años y 6 meses de cárcel, mientras que Jaume Matas, presidente balear durante el acontecimiento de los hechos tratados en el juicio, a solo 3 años y 8 meses debido a su colaboración con la justicia.

Entonces ¿cuál es el final del Caso Nóos?

Lo cierto es que resulta difícil de determinar. Y es que, a pesar de la sentencia, no se puede afirmar que el caso haya terminado puesto que sus principales responsables, que son Iñaki Urdangarín y Diego Torres, no han entrado en la cárcel ya que la juez que presidía el tribunal, Samantha Rodríguez, no tomó entre las medidas cautelares contra ellos el ingreso inmediato en prisión.

Ha transcurrido ya prácticamente un año y, aunque existen rumores de que podría suceder en breve, todos los sentenciados en el Caso Nóos con penas de prisión siguen en libertad. De hecho, el marido de la infanta Cristina está esperando la revisión, por parte del Tribunal Supremo, de su recurso. En concreto, esto sucederá el próximo 21 de marzo.

Es previsible que, en función de lo dictado por el Tribunal Supremo ese día de marzo, tanto Iñaki Urdangarín como los otros seis condenados a penas de prisión por la sentencia del Caso Nóos tengan que entrar o no definitivamente en la cárcel. Lo cierto es que todo parece indicar que sí tendrá que cruzar esa puerta ya que la Fiscalía ha solicitado incrementar la pena hasta los 10 años en el caso del marido de la infanta Cristina.

La Abogacía del Estado, aunque no se ha mostrado tan dura, sí ha pedido al Tribunal Supremo que incremente la pena de prisión a Iñaki Urdangarín en 10 meses.

En definitiva, si todo sigue su cauce, cosa que no ha sucedido con regularidad en todo el desarrollo del juicio del Caso Nóos, el próximo 21 de marzo conoceremos su final y sabremos si finalmente se cumplen las penas de prisión dictadas para cada uno en su sentencia.
Arriba